Seleccionar página

Cuando tenemos que enfrentarnos a una causa judicial necesitaremos los servicios tanto de un procurador como de un abogado. Estos profesionales trabajan en colaboración para defender nuestros derechos y representarnos ante el poder judicial, por tanto son profesiones complementarias.

En estos casos quizás nos preguntemos, ¿cuánto puede costarme contratar los servicios de un procurador en Tenerife? Los procuradores a diferencia de los abogados, los cuales pueden cobrar sus honorarios más libremente, dependen de unos baremos que son fijados según Real Decreto 1373/2003 de 7 de noviembre por el que se aprueba el arancel de derechos de los procuradores de los tribunales.

Según este Real Decreto, dependiendo de la causa judicial se aplicará el baremo correspondiente. Por citar un ejemplo, en una causa de separación y nulidad en un Tribunal eclesiástico el citado arancel fija para el procurador en una causa de separación conyugal: en procedimiento sumario, 300 euros y en procedimiento plenario, 600 euros. Por causas de nulidad de matrimonio, 600 euros y por las actuaciones ante el Tribunal de la Rota, 800 euros.

Además de los derechos que les correspondan según baremo, el procurador percibirá también el reintegro de los gastos derivados durante la tramitación  del procedimiento. Estos gastos corresponden a tramitación o intervención en exhortos, mandamientos, oficios y demás actos de comunicación con otros organismos públicos, entidades públicas, privadas o particulares. Estos gastos se deducen también según baremo.

Por ejemplo, en estos casos, si en el proceso existe una cuantía determinada las cantidades serían las siguientes:               

Hasta eurosEuros
                 300,51                     3,31
                 601,01                     4,96
             6.010,12                     9,92

   Más de 6.010,12                      13,22

Si no se especifica la cuantía o es inestimable, se devengarían 13 euros.

Todas estas cifras son ejemplos de las cantidades asignadas según trabajos realizados por el procurador, fijas por el Real Decreto antes mencionado, que además, faculta al profesional para pactar con el cliente un incremento o disminución de hasta 12 puntos de porcentaje sobre las cuantías del arancel.

¿Qué incluye el trabajo de un procurador?

El procurador es el profesional en derecho que nos representará ante los Tribunales en cualquier causa judicial que tengamos y que llevará a cabo toda la tramitación necesaria en los procedimientos como es: presentación de demandas judiciales elaboradas por nuestro abogado, recibir las distintas notificaciones de los autos judiciales y sentencias, poniéndolas a disposición del abogado,  por tanto trabaja directamente en los juzgados, manteniéndose al tanto en todo momento del curso de todo procedimiento, estando a su vez pendiente de los plazos y fechas fijados para los distintos procesos judiciales, lo que hace de la figura del procurador esencial. A su vez se encarga también de la gestión y pago de tasas judiciales, presentación de recursos y depósito del pago de las cantidades que correspondan.

Normalmente no es el cliente quien contrata al procurador, por regla general es nuestro abogado quien elige el procurador que nos va a representar, que suele ser un profesional que trabajar con él y por tanto de su confianza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies